6 tips para mejorar la vida útil de las baterías de tu celular/notebook

Para los usuarios de smartphones, computadoras portátiles, tablets y dispositivos en general, el rendimiento y duración de la batería es algo tan importante que incluso decide una compra y es causal de gran preocupación para muchos.

La mayoría de estos dispositivos poseen baterías de iones de litio, conocidas como baterías Li-Ion, que ofrecen una mayor capacidad de almacenamiento de energía en unidades de menor peso y tamaño que las antiguas baterías de níquel. También existen algunas diferencias en la forma en que éstas deben cargarse y almacenarse.

En Battery University, entidad especializada en el estudio y diseño de baterías para dispositivos móviles, comentan los tips fundamentales a tener en cuenta para lograr sacar mejor el jugo a las baterías. Y se puede comprobar que las recomendaciones que nos suelen dar sobre la manera en que se deben cargar y almacenar las baterías modernas, no son más que mitos heredados de la forma en que se trataban las antiguas baterías de níquel.

Antes de pasar a las recomendaciones es necesario aclarar que las baterías de Li-Ion tienen una vida útil que puede variar entre los 3 y 5 años. Todo dependerá de la forma en que sean cargadas, pues su vida util es de unas 300 a 1000 cargas, según marca y modelo, y también de las condiciones de uso a las que sean sometidas, ya que su rendimiento se ve afectado por temperaturas muy altas o muy bajas.

1.- Cargar la batería cada vez que sea posible: Al contrario de lo que muchos recomiendan, dejar descargar las baterías de Li-Ion por completo, es decir al 0%, tiene un efecto negativo sobre éstas. Recargar por completo hace necesario el uso de un mayor número de ciclos de carga. Lo recomendable sería dejarlas descargar hasta un 40% o 50% de su capacidad y recargarlas nuevamente.

2.- No cargues las baterías al máximo de su capacidad: Por increíble que parezca, no es recomendable cargar las baterías hasta un 100% de su capacidad, de hecho lo recomendable es cargarlas hasta un 80% o 90% de su capacidad total. En caso de no poder evitar cargarlas hasta el 100%, lo ideal es desconectarlas del cargador cuando se alcance este límite. Al permanecer conectadas más de lo necesario se producen en la batería unos “mini-ciclos” de carga que terminan disminuyendo su vida útil. Esto va para aquellos que suelen dejar el celular o la batería de la cámara conectado al cargador toda la noche…

3.- Dejar que la batería se descargue por completo una vez al mes: Si bien es una contradicción al primer punto, existe una razón para esto: Las baterías de iones de litio también son conocidas por ser “inteligentes”, ya que permiten que los dispositivos nos avisen sobre el tiempo de carga aproximado que le queda a la batería. Como consecuencia de varios procesos de carga y descarga, estos valores dejan de ser exactos, y para recalibrar la batería los fabricantes recomiendan realizar una descarga completa.

4.- Usar el cargador correcto para tu tipo de batería: Cargar las baterías haciendo uso de cualquier cargador no solo contribuye a reducir su vida útil, sino que además puede ser peligroso. Una batería que se conecta a un cargador inadecuado puede sobrecalentarse e incluso incendiarse. Traten de usar siempre el cargador que viene de fábrica, y si lo tienen que remplazar, verificar que el nuevo sea exactamente compatible para ese modelo de baterías. Por otro lado, revisar cada tanto que cuando esté conectada al cargador, la batería no tiene que calentarse. Si esto ocurre, deben remplazar la batería y/o el cargador!

5.- No te preocupes por la primera carga: Muchas veces al comprar un dispositivo nuevo los vendedores te recomiendan cargar por completo la batería antes de darle su primer uso, algo que no es para nada necesario. El funcionamiento de una batería Li-Ion en la primera carga es igual a cualquiera de las siguientes.

6.- Almacenar las baterías en un lugar fresco: En caso de que haga falta guardar una batería por mucho tiempo, lo más recomendable es dejarla cargada hasta un 40% de su capacidad total y almacenarla en lugar fresco y seco a una temperatura cercana a los 15 °C. El calor puede dañar por completo la batería si se deja guardada por mucho tiempo. Una batería de iones de litio almacenada de manera correcta puede retener hasta un 80% de su carga y funcionar perfectamente incluso después de haber estado en desuso por 6 meses.

Atenti: Es probable que en algún momento hayas escuchado hablar del efecto memoria de las baterías, pero en caso de que no, éste es un fenómeno químico que reduce la vida útil de las baterías cuando no son cargadas al 100%. Pero esto ya no afecta a las modernas baterías de iones de litio que se usan en la actualidad, por lo que si este tema te incomodaba, ya podemos dar ese mito por vencido.

Se pueden aprender más cosas interesantes sobre las baterías en Battery University.

Fuente: Bitelia