Servidores DNS bajo la manga para cuando falla tu Proveedor

Algunas veces pasa que los proveedores de Internet (ISP) no conectan bien con algunos sitios, y nos aparecen como caídos, y no es un problema del router, sino del proveedor. Incluso hay proveedores y redes que no permiten el acceso a ciertos contenidos o sitios.

En esos casos no está todo perdido: hay servicios que permiten utilizar sus servidores  DNS para mejorar la navegación.

Para  configurar cualquiera de estos servicios de DNS hay que modificar las propiedades de tu conexión, que generalmente se encuentran en la barra de tareas del sistema:

En  el caso de Windows se debe hacer click derecho al icono de nuestra conexiónm, en Estado, abrir Propiedades, seleccionar Protocolo TCP/IP, marcar la opción de servidores DNS alternativos y  ahí escribimos los que queremos utilizar:

En el caso de sistemas Linux, se debe editar el archivo resolv.conf, en donde especifica “nameserver”: ahí debemos colocar los nuevos DNS.

Cuatro alternativas a tu Proveedor de Internet (ISP) para mejorar la calidad de navegación:

DNS de Google: Google, desde hace casi un año, se adentró en el mundo de los servidores DNS, lo hizo básicamente porque su infraestructura permitía tener servidores de alto rendimiento para ese uso, y así mejorar la experiencia de navegación, y porqué no… ganarse más usuarios fieles. Para utilizar Google DNS, debemos utilizar las direcciones IP 8.8.8.8 (DNS primario) y 8.8.4.4 (DNS Secundario).

openDNS: es otra alternativa a tu ISP, e incluye varios filtros donde podremos bloquear los sitios web inseguros o de contenido explícito. Ideal para escuelas y negocios. Para utilizar sus servidores: 208.67.222.222 (DNS Primario) y 208.67.220.220 (DNS Secundario).

DNS advantage: DNS Advantage resuelve todas sus peticiones DNS a través de la Plataforma de Servicios UltraDNS Directory, por lo que la navegación mejora notablemente, aunque es un poco lento en Argentina. 156.154.70.1 (DNS Primario) y 156.154.71.1 (DNS Secundario).

Fuente: Marcelo Pedra